Afila el Hacha

En cierta ocasión, un joven llegó a un campo de leñadores con el propósito de obtener trabajo. Habló con el responsable y éste, al ver el aspecto y la fortaleza de aquel joven, lo aceptó sin pensárselo y le dijo que podía empezar al día siguiente.

Durante su primer día en la montaña trabajó duramente y cortó muchos árboles.

El segundo día trabajó tanto como el primero, pero su producción fue escasamente la mitad del primer día.

El tercer día se propuso mejorar su producción. Desde el primer momento golpeaba el hacha con toda su furia contra los árboles. Aun así, los resultados fueron nulos.

Cuando el leñador jefe se dio cuenta del escaso rendimiento del joven leñador, le preguntó:
-¿Cuándo fue la última vez que afilaste tu hacha?
El joven respondió:
-Realmente, no he tenido tiempo… He estado demasiado ocupado cortando árboles…

¿Te ha pasado algo similar alguna vez?

¿Has tenido esa sensación de saber que a pesar que estás dando tu mejor esfuerzo, parece que tus proyectos no avanzan?

Esto que parece un problema imposible de resolver, muchas veces es simplemente un bache en el camino .Un obstáculo que debemos aprender a sortear para así comenzar a modelar nuestro nueva y mejorada mejor versión…

Si en este momento te encontras golpeando con todas tus fuerzas y no logras tirar abajo el árbol seguramente necesites frenar para afilar tu hacha….

Estate muy atento a mis próximas publicaciones que tengo algo preparado que te va a interesar

Deja un comentario


Este sitio usa MATA-HOYGAN para eliminar el Lenguaje HOYGAN y Censurar el Lenguaje Obsceno.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: