Enojitis – Segunda enfermedad del Emprendedor

Seguro lo conoces o te lo has cruzado andando por ahí (quizás en  el espejo por las mañanas)

Siempre esta serio  con su ceño apretado, murmurando y maldiciendo entre dientes, tratando de desenmascarar  esa conspiración que hay en su contra y obviamente con cara de muy pocos amigos.

No le temas, en el fondo es bueno. Es tan solo un emprendedor que sufre de Enojitis.

¿Qué es eso?

La Enojitis  es el síndrome del emprendedor que vive enojado.

Y no solo con algo que le sucedió eventualmente y lo tiene  molesto, sino que es mucho más profundo. El está sufriendo con algo que no puede manejar. Está peleado con la realidad.

Contrincante difícil si los hay! Ya que nunca va a poder ganarle

Quizás alguna vez te sucedió, tuviste algunos síntomas o tal vez estés hoy en pleno brote. Lo cierto es que es una de las más comunes  enfermedades  que atacan al emprendedor.

Y puede  convertirse en cosa seria. Porque  además de estar enojado constantemente cosa que hace que sus ideas sean poco claras y demasiado viciadas de emocionalidad negativa, suele empeorar cada día mas mientras siga buscando a un enemigo invisible.

  • ¡El gobierno está en mi contra! ¿Podrían pasarme más cosas?
  • Al final…. A los clientes no los conforma nada!
  • Lo que pasa que la competencia paga menos de alquiler y empleados que yo… Así a cualquiera le va bien,

Son algunas de las frases que  caracterizan al emprendedor con enojitis aguda

Yo sé que es muy  difícil, he sufrido mucho tiempo de enojitis y te aseguro que en mis exclamaciones solía incluir varios insultos y maldiciones irreproducibles  y  es  por eso  que te digo que  aunque no estés obteniendo  los resultados esperados, vivas situaciones desafortunadas o hasta injustas ,  no es recomendable que te agotes por completo peleando con la realidad.

 Lo que paso no va a cambiar por más que grites y patalees. Como te recomendé en el anterior articulo siempre es mejor  tomar una postura mas analítica y trabajar en resolver el problema o re adaptarse  a la nueva realidad.

Si algo se rompe lo arreglamos, si algo falla se cambia, si no conseguimos ventas buscaremos la manera de mejorar el proceso o el producto o lo que sea. En el nuevo camino está la solución y no en maldecir al destino y la suerte.

Como emprendedor y dueño del negocio eres la parte pensante y decisiva a la hora de la toma de decisiones. Si no tienes las ideas claras y vives enojado, todo tiende a ser tan caótico como tu situación emocional actual.

Suelta de una vez lo que sucedió, y solo acéptalo. No importa si es un error, un problema o una situación desafortunada lo mejor es saber que es así y punto y que muy poco se puede hacer al respecto.

Pero…  La buena noticia es que SI puedes hacer mucho respecto a las situaciones futuras.

Tu enojo puede irse con tan solo una decisión. Lo malo puedes transformarlo en bueno con tan solo una decisión. Ese cliente que odias, puede transformarse en uno mucho mejor con tan solo….adivinaste! Una decisión.

Esa es la distancia que te separa de lo que realmente quieres.  Abandona la enojitis, curarse es también una cuestión de  decisiones.

Decides aprender de los errores y cambiar lo necesario para obtener de ahora en más solo el resultado que deseo obtener.

Deja un comentario


Este sitio usa MATA-HOYGAN para eliminar el Lenguaje HOYGAN y Censurar el Lenguaje Obsceno.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: