Seguimos con nuestra misión sanitaria. Tratando de concientizar a los emprendedores de los males y enfermedades que pueden estar afectando su desempeño y el de su negocio sin que se dé cuenta. Hoy hablaremos del “Síndrome del error nulo”
Una enfermedad tan común que casi pasa como una sana costumbre.
Algunos de sus síntomas: Paranoia y sospechas sobre el juicio de empleados y socios.
Perdida de claridad en la visión de sus propios actos y atribuirse perfección absoluta.

Esta enfermedad aparece muy de a poco y está relacionada con el poder.
Uno de los grandes problemas del emprendedor medio es aprender a luchar con su jerarquía.

-Ahora soy el dueño, el jefe, el que hace y deshace. El que dicta, ordena y manda. El que pone las reglas, y las elimina cuando quiere y por supuesto el que nunca se equivoca.
Esta actitud aunque te parezca exagerada es tan común como problemática.
En mis años trabajando como coach y consultor lo he visto muchas veces y hay más casos de los que te imaginas.
Es parte de mi trabajo ayudar y acompañar al emprendedor por el camino que lo llevara a quizás darse cuenta que si quiere cambiar algo en su negocio primero debe empezar por él. Muchos nunca lo logran y su negocio tarde o temprano terminara mal.

Por eso con este articulo intento ayudar a que tal vez puedas auto diagnosticarte y trabajar en la cura de esta enfermedad.
El síndrome del error nulo puede bloquearse totalmente y es realmente fácil hacerlo.
Solo debes aceptar que emprender es un proceso imperfecto y tu como emprendedor no eres la excepción.
Y como si fuera por arte de magia, a partir de ese momento todo fluirá de un mejor modo. Te aceptas falible, sabes que puedes estar equivocado y esto aleja todo tipo de conspiración en tu contra ya que quienes sufren de la enfermedad suelen ver enemigos por todas partes.
Te das cuenta que nadie está trabajando para hundirte o llevarte a la quiebra. Simplemente son personas que al igual que tu pueden equivocarse.
Acepta que eres falible y que tus socios o personal también lo son. Trabaja en buscar su y tu mejor versión y si encuentras problemas y errores, soluciónalos y sigue. Te ahorrará tiempo, energías y dinero.

A %d blogueros les gusta esto: