¿Quién no soñó con ver el futuro y saber qué es lo que va a pasar?

¿Quién no dijo alguna vez: si hubiera sabido esto hubiera hecho lo otro?

Este es un blog sobre negocios y emprendimiento así que lo que vamos a hacer es pre decir el futuro de tu mercado y ver como podes beneficiar tu negocio sabiendo esto.

¿Cuál es la próxima estación? ¿Hacia dónde van las cosas en tu mercado?

Imagínate un tren lleno de gente y que esta gente tiene  alguna necesidad o deseo. Digamos hambre. ¿Qué sucedería si vendes empanadas y conoces exactamente donde será la próxima parada? ¿Te das cuenta la oportunidad?

Tristemente muchos negocio se diseñan con la idea inversa y se pasan la vida corriendo detrás del tren para ver si para en algún lado.

Obviamente que predecir cual será la próxima parada no es algo fácil, pero podemos hacer algunos análisis que nos van a servir mucho.

Pero para entender mejor a que me refiero veamos un buen ehemplo ejemplo con esta historia.

Recuerdo que cuando era chico, que los fines de semana era el día que se compraba comida elaborada. Era algo mucho menos frecuente que ahora y la experiencia en si no se parece en nada.

La rotisería estaba a varias cuadras, unas 30 cuadras de mi casa y había que ir hasta el lugar donde se elegía que llevar entre la comida que ya estaba preparada. Además había que ir con la fuente o el recipiente donde te ponían la comida. Esta era la situación por el año 1990 aproximadamente y tenia la misma metodología desde al menos treinta años.

Con el tiempo alguien se dio cuenta de lo incomodo de venir con un recipiente y ofreció a sus clientes envases descartables. Lo cual fue muy bueno y cómodo.

Después alguien pensó que sería aun mejor que en lugar de ir hasta el lugar  pudieran llevar tu pedido y se invento el servicio de delivery y los más haraganes amaron esta idea.

Paso el tiempo y esta modalidad era la que reinaba. Cómoda, simple y fácil.

Solo tenias que saber el número telefónico al cual llamar y para que no te olvides, los negocios solían entregar imanes con su número que solían ir pegados a la puerta de la heladera. Fue entonces que a alguien se le ocurrió que todos esos imanes que habían invadido su heladera podían entrar en una pequeña aplicación para celular y se crearon las empresas como pedidos ya o globo. Cada cambio de modalidad dio el liderazgo, al menos momentáneo a diferentes negocios que seguro significo mucho dinero.

¿Te imaginas haber sabido hacia donde se movería ese mercado?

¿Cuánto dinero podrías haber ganado?

Ahora bien… las cosas no suceden porque si.Tienen un motivo por el cual dejamos de hacer las cosas de una manera para comenzar a hacerla de otra. En el ejemplo que recién te di, nunca hablamos del menú o la comida ,sino que lo que cambio fue la metodología y experiencia de compra.Y estos cambios fueron bien recibidos por motivos muy puntuales que son los que debemos saber para predecir hacia donde irán las cosas.

Lo que suele suceder es un cambio y lo que más seguido tiende a cambiar es la gente, sus realidades, su modo de vida, sus elecciones, etc.

Cuando notamos el cambio y adaptamos el producto es que se produce la magia y es un éxito futuro.

Entonces tenemos una serie de ejercicios para hacer para ver si podemos descubrir cuál es la próxima estación  y de esa manera predecir el futuro.

Lo primero es preguntarnos de donde viene. La historia es muy importante. Si logramos hacer el recorrido que por ejemplo yo te describí con un negocio de comidas para llevar, vas  entender muy bien cuál fue el paso a paso que lo llevo donde está hoy y vamos a tener muchos indicios de hacia dónde está avanzando.

Otro punto muy importante es entender que es lo que realmente compra tu cliente y no siempre es el entregable. En el caso del que estamos hablando creo que la variable es tiempo. Usar menos  tiempo y evitar ir al lugar, tener a mano el número de teléfono o los datos para comunicarme. Simplicidad  es la clave.

En segundo lugar el beneficio adicional que podemos aportar y la novedad.

Recorda que el cliente solo cambiara su modalidad de hacer algo solo por curiosidad, o por mayores beneficios y ambas situaciones nacen de la pregunta: ¿Qué hay aquí para mí?

Solo le importa eso. Tu cliente quiere saber que tienes para hacerle la vida más fácil, más divertida, más linda o más entretenida. Todo lo demás es tu problema.

Por eso la clave aquí es saber de dónde viene y poder sumar innovación y/o beneficios que aun nadie le ha otorgado y como vimos en el ejemplo no siempre tiene que ver con el producto.

Puede ser una variable de tiempo, de modalidad de pago, de simplicidad en el pedido, etc.

Por eso mis queridos emprendedores los invito a hacer este trabajo de investigación y analizar la historia de tu mercado, de tu producto y trabajar en sumar tus nuevos y mejores beneficios y te aseguro que ese tren lleno de clientes, va a parar en la puerta de tu negocio.

Te dejo un gran abrazo y nos vemos en la próxima.Si queres escuchar este articulo podes hacerlo en tu plataforma favorita

Escuchame tambien en :
Breacker https://www.breaker.audio/gaston-herrera-emprende-outside-t…
PocketCast : https://pca.st/20py1dqz
Anchor : https://anchor.fm/gaston-herrera

A %d blogueros les gusta esto: